Un juez obliga a una empresa de transportes que elimine las imágenes de mujeres desnudas de sus vehículos