La máquina perforadora llega hasta los 40 metros de profundidad en el rescate de Julen