El terreno dificulta el rescate de Julen