La justicia del País Vasco reconoce su error con el caso de Maguet