Un juzgado condena a unos padres a tres meses de cárcel por dejar a su hijo faltar a 863 clases en dos cursos