De 111 kilos a 66, para poder jugar con sus hijos en el parque