El "ladrón gourmet" del mercado de Vigo, se lleva una langosta de 400 euros