Dos ladrones hacen el ridículo quedándose encerrados en la tienda que atracaban