Roban unos 3.000 euros de un cajero automático con una aspiradora