Los lagos del planeta se han calentado dos grados en 25 años, según la NASA