Las lágrimas le impiden declarar ante la juez al padre que presuntamente asesinó a su hija en Alzira