Laia, la niña con síndrome de down a la que no dejaban jugar la Copa de España de voleibol