Laura Luelmo murió de un fuerte golpe en la cabeza y estuvo dos días secuestrada