Liberada tras estar secuestrada en un piso en Barcelona donde sufría abusos