El juez deja en libertad a los hijos y manda a prisión al padre por el crimen de Cáseda