Posturas cada vez más alejadas entre los trabajadores y las empresas