Las liposucciones se han reducido un 40% por la crisis