Las llamas arrasan más de 900 hectáreas en una zona forestal de Rasquera