La llegada de inmigrantes se reduce un 9 % respecto a 2007