La lluvia, de nuevo abundante en toda España, deja a Sevilla sin su "Madrugá"