Salen en buen estado los cuatro espeleólogos portugueses atrapados en la cueva cántabra de Coventosa