Las lluvias en el este de Cuba causan evacuaciones y daños en cultivos y viviendas