Las lluvias torrenciales y los corrimientos de tierra en Japón causan 10 muertos