Así soportó Alicante unas lluvias seis veces más fuertes de lo normal