La localidad coruñesa de Narón declara la guerra al sobrepeso