La Guardia Civil incauta 300 armas preparadas para disparar y vender a terroristas y narcos