Golpe a la mafia georgiana en España