Por esta razón nunca deberías intentar comerte una mazorca de maíz con un taladro