El policía trata al indigente como a un mono: Le lanza cacahuetes