Los mandos de los televisores, la zona con más bacterias de la habitación de un hotel