Unas 1 800 personas se manifiestan en Barcelona contra la subida del precio de la luz