Y Manu visitó el Metropolitano