El presunto francotirador defiende que no quería matar a Sánchez sino impresionar a una vocal de Vox