Salvada de morir gracias a un aceite de marihuana