La marmota Phil pronostica que el invierno de 2015 durará seis semanas más