Marta, la víctima más joven del accidente de Argamasilla, tenía tan solo 16 años