La madre de los dos menores apuñalados por su padre en Castellón se despertó con los gritos de los pequeños