Una ruptura matrimonial en España cada cuatro minutos, según el Instituto de Política Familiar