Un matrimonio convencía y se apropiaba de los bienes de ancianos en sus últimos días