Bernardo Montoya, media vida en prisión