Ni siquiera los médicos se explican cómo Eidher sigue vivo