Los médicos de estética son reacios a operar a menores sin permiso de sus padres