Son necesarios más medios para investigar la enfermedad de Duchenne