La meditación es buena para los enfermos del corazón