El vestido de boda de Meghan Markle se expone al público en el Castillo de Windsor