Más de 10.000 menores abortaron en España en 2008, un 3,7% del total