Los menores de 1,35 metros ya no pueden viajar en el asiento delantero