45 millones de imágenes de casos de abuso infantil circularon por Internet el año pasado