Los mineros intensifican las protestas