La ministra de Sanidad niega que haya discriminación por la orientación sexual en el sistema